Espacios Naturales

El Rebollar

Arribes del Duero

Douro Internacional

Bajo Tormes

Sierra de la Culebra

Lago de Sanabria

Montesinho

El rebollar

El espacio natural protegido El Rebollar (declarado Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red Natura 2000) es un canto a la sostenibilidad de estos espacios gracias a su contribución a restaurar el hábitat natural de numerosas especies, incluyendo los ecosistemas y la biodiversidad de la fauna y flora silvestre, alterando lo mínimo posible los espacios donde habitan desde cigüeñas negras y buitres, en las alturas, hasta el misterioso lince ibérico, que sólo disfruta de su tiempo en entornos perfectamente conservados y con poca intervención humana, y el lobo ibérico como auténtico rey de nuestros bosques más tranquilos.

Su ubicación, al suroeste de la provincia de Salamanca, compartiendo una parte con la vertiente norte de la Sierra de Gata, en la cabecera del río Águeda, al Sur y con la frontera de Portugal al Oeste, lo convierten en un espacio con una importantísima diversidad natural y cultural de primer orden desde donde nace el río Águeda que regará la zona norte de Cáceres. Abarca los terminos municipales de Agallas, Martiago, El Saugo, Herguijuela de Ciudad Rodrigo, Robleda, El Payo, Peñaparda, Villasrubias, Fuenteguinaldo, Casillas de Flores, Navasfrías.

Los impresionantes bosques de roble rebollo nos harán disfrutar de este espacio en cualquier época del año convirtiéndose en una explosión de colores entre otoño y primavera con la caída de las hojas de estos árboles de formas caprichosas. También son importantes las repoblaciones de pino resinero (muy unido a las tradicionales explotaciones de esta materia prima en la zona) y los pinos silvestres en las cotas más altas que nos sorprenderán con su fuerte color salmón y sus podas naturales para proteger el bosque donde habitan.

Encontramos también encinares menos importantes y localizados en los espacios más secos y alejados de la influencia serrana. En las márgenes de los ríos aparece una vegetación a base de alisos, sauces y fresnos que forman atractivos bosques de galería. Por otro lado, presenta variadas formaciones de matorral que van desde los escobonares, más frecuentes en las zonas más desforestadas del espacio natural, brezales que dominan en los suelos pizarrosos, hasta jarales y matorrales típicamente mediterráneos que prosperan en suelos muy degradados, conviviendo con el tomillar donde dominan tomillos y cantuesos y los frecuentes espinares.

Entre la fauna que podemos encontrar, destacan animales en peligro de extinción tales como la cigüeña negra, el buitre negro o incluso el lince ibérico. Pero junto a ellas hay otras muchas especies de gran interés, como entre los mamíferos que destacan el lobo, la nutria, el gato montés, el meloncillo, el topillo de cabrera, el tejón, el turón,… En cuanto a las aves destaca la presencia del elanio azul, alimoche, buitre leonado, águila culebrera, aguilucho cenizo, gavilán, azor, águila imperial, águila real, águila perdicera, cernícalo primilla, alcotán, halcón peregrino,… Los reptiles se encuentran representados por la culebrilla ciega, el eslizón ibérico, el lagarto verdinegro, la lagartija de bocage, la víbora hocicuda,… Los anfibios cuentan con el tritón ibérico, el sapillo pintojo, el sapo partero ibérico, la rana patilarga,.. Y los peces tienen a la trucha común y al barbo ibérico entre otros.

Arribes del Duero

En el oeste de las provincias de Zamora y Salamanca, donde el río Duero hace frontera con Portugal, se encuentra este espacio natural privilegiado, donde los cantiles se elevan verticales sobre el río, creando ese espectacular paisaje que conocemos como Arribes del Duero.

Pertenecen al parque 37 municipios: Argañín, Almendra, Cabeza del Caballo, Villardiegua de la Ribera, Villadepera, Torregamones, Villar del Buey, Fariza, Gamones, Fermoselle, Villarino de los Aires, Pereña, Masueco, Mieza, Vilvestre, Puerto Seguro, San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros, Sobradillo, La Fregeneda, Hinojosa del Duero, Saucelle, Adeadávila de la Ribera, La Bouza, Bermellar, Saldeana, Barruecopardo, Fonfría, Pino del Oro, Villalcampo, Moralina, Moral de Sayago, Trabanca, Lumbrales, Cerezal de Peñahorcada, La Zarza de Pumareda, La Peña.

Sus paisajes más bellos e impresionantes han sido formados durante milenios por los ríos Duero, Huebra y Uces que se encajonan formando profundos y extensos cañones ofreciendo al visitante unas espectaculares vistas, donde parece que la tierra se ha separado, agrietándose violentamente para dejar paso al agua. En alguno tramos, el discurrir tranquilo del agua se ve interrumpido por impresionantes saltos de agua como el Pozo de Los Humos, con una caída superior a los 50 m dejando una cortina de gotitas difuminadas en el ambiente y dándole así su peculiar nombre.

La actividad humana en las Arribes nos ha dejado su legado en forma de bancales que desafían a la gravedad ganando metros a la pendiente de las laderas, cultivando en estos terrenos olivos, vid, almendros y frutales, que, ya rozando el río, dejan paso a los bosques de galería típicos de riberas y bosques de enebros o almeces en sus laderas y cortados.

Destaca del parque la belleza agreste de su paisaje granítico y una rica y variada fauna y flora. Las peculiaridades del clima de Arribes favorecen el desarrollo de una vegetación de tipo mediterráneo con enebros, encinas, quejigos, alcornoques, madroños, jaras, escobas, espliego, lavanda… haciendo que un paseo por su territorio se convierta en un deleite para los sentidos, casando paisajes y olores que sólo se pueden disfrutar si vienes a descubrirlos a las Arribes.

Mapa del Parque Natural Arribes del DueroLos cortados y roquedos de las márgenes fluviales dan cobijo a un gran número de especies en peligro extinción, que podremos observar mientras nos sobrevuelan proyectando su sombra bajo nuestros pies, por lo que el uso de prismáticos se hace relevante si se quiere tener una experiencia plena en este entorno. Especialmente, dentro del grupo de las aves, cabe destacar la cigüeña negra, el buitre leonado, el alimoche, el vencejo real, chova piquirroja, roquero solitario, collalba rubia,… además de innumerables rapaces como el águila real, el águila perdicera, águila culebrera, águila calzada, halcón peregrino o el búho real.

La presencia de las aves de presa está favorecida por la existencia de pequeños mamíferos y roedores como el lirón careto, fuente de alimentación además para otros carnívoros como el zorro, el gato montés, la garduña y la gineta. Otro mamífero habitual es el jabalí y los escurridizos tejón y nutria. No podemos olvidar las amplias comunidades de murciélagos que habitan sus grutas y cuevas, como el murciélago pequeño de herradura.

Encontramos en el Parque también, una rica y variada comunidad de reptiles, de los que cabe reseñar la víbora hocicuda, la culebra de herradura, la lagartija colirroja, el eslizón ibérico, el galápago europeo, lagarto verdinegro o el Lagarto ocelado, otra de las especies en peligro de extinción.

Los ríos, arroyos y charcas del Parque Natural hacen posible el desarrollo de la vida de anfibios como la ranita de san Antonio, rana común, sapo corredor, sapillo pintojo, tritón jaspeado y algunas especies endémicas peninsulares como el sapo partero ibérico y el tritón ibérico, así como de aves acuáticas de gran belleza como el martín pescador, la focha común, el somormujo lavanco, además de una gran riqueza de peces como el barbo, carpines, bermejuela, colmilleja, así como especies de peces puramente ibéricas como es el caso de la boga del Duero.

Douro Internacional

Bajo Tormes

Espacio natural de la sierra de la culebra

Parque natural lago de sanabria y alrededores

El Parque Natural del Lago de Sanabria se encuentra en el noroeste de la provincia de Zamora, arropado por las Sierras de la Cabrera y Segundera. Comprende 4 municipios: Galende, Cobreros, Trefacio, Porto

Le da nombre al Parque el milenario Lago de Sanabria, el lago glaciar más grande de toda la península ibérica, pero el Parque además cuenta con numerosas lagunas, algunas de ellas de extraordinaria belleza como la Laguna de los Peces. En este magnífico entorno, nos encontramos con diferentes fenómenos glaciares que nos descubren valles colgados encajados, morrenas, amplios y profundos cañones, rocas aborregadas, estrías glaciares,… haciendo que la visita a este entorno se convierta en una auténtica experiencia que pasa a ser aventura desde el momento que tomamos alguno de sus muchos senderos, transportándonos a aquella época fría de nuestra era.

Mapa del Parque Natural Lago de Sanabria y AlrededoresFue declarado Parque Natural con el fin de conservar sus orígenes glaciares, la riqueza de su flora y de su fauna y la pureza de las aguas del lago y de las más de 20 lagunas que componen un conjunto lagunar de los más importantes de la Península. Está además incluido en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y declarado Zona de Especial Protección para la Aves, ZEPA, gracias no sólo a su peculiar fauna (entre la que destaca el majestuoso lobo ibérico) sino también a su espectacular flora, contando incluso con algunos endemismos.

Su flora se caracteriza por ser rica en endemismos adaptados a las condiciones extremas de este entorno de montaña. Los bosques más abundantes son los formados por el roble melojo o rebollo y el roble que recibe en este rincón el nombre de “carballo”, aunque también encontramos interesantes manchas de acebo y tejo, así como abedules, sauces, fresnos y alisos que se encuentran en abundancia en las riberas de los caudalosos ríos que descienden de las cimas. El castaño es también una especie representativa del parque aunque aparece muy diseminada, mientras por todo el Parque se pueden ver el serbal, el cerezo de monte y el avellano. Según vamos ascendiendo en altitud, nos encontramos con un matorral de escobonales, cambronales, hiniesta, piorno serrano y brezales. Localizamos en este Parque los célebres endemismos Carqueixa sanabresa y Geranium bohericum.

La fauna es rica en anfibios y demás especies emblemáticas tanto de mamíferos como el escurridizo desmán de los Pirineos, varios mustélidos como la nutria, la marta, el armiño, la garduña o el tejón, y otros mamíferos de mayor talla como el lobo, el corzo, el jabalí y el gato montés, así como reptiles tales como la lagartija de Bocage y la víbora de Seoane. Sobrevuelan estos parajes numerosas especies de aves con abundancia de rapaces como el águila real, el halcón abejero, el halcón peregrino, el ratonero común, el cernícalo vulgar y el búho real, junto a pájaros como el alcaudón dorsirrojo, el escribano cerillo, el pechiazul, la perdiz pardilla o “charrela”, el camachuelo común, el petirrojo, el arrendajo, la abubilla,… En sus aguas destaca la presencia de la apreciada y exquisita trucha, junto con la bermejuela, el cacho o el barbo y el raro mejillón de río o náyade.

Además de su alto valor medioambiental, el Parque Natural de Sanabria ofrece valiosos recursos históricos, artísticos y culturales que han mantenido hasta nuestros días un interesante legado de tradiciones y una prolífera arquitectura popular adaptada al medio.

Divi Golf

1234 Divi St. #1000, San Francisco, CA 94220
(255) 352-6258
hello@divigolfcourse.com